3 – Una de largo tiempo

Tras duras semanas con mil cosas y que haceres en Budapest, llega una nueva entrada. Aparte de lo suyo, trabajar mucho y lo que sobra para hacer cosas, empiezo con las noticias importantes: Habemus piso definitivamente y ya estamos incluso asentados. Los 44 bultos no han sido capaces de llenar por completo el piso y aún disponemos de algo de espacio!!! 65m2 que ya podemos considerar nuestro espacio. Eso sí, nos ha sangrado distribuir todo, mas de una semana para colocar cosas y aun nos quedan cosillas encima del sofá… pero menudo sofá 😀 Pero el resultado de verlo tan vacío a cuando llegaron las cajas… En serio, aun me estreso sólo de ver la imagen xD.

Por lo demás podemos añadir un montón de paseos por toda la ciudad, podemos decir que ya nos hemos recorrido bastante, hemos visitado varias islas, como la Margarita, que tiene un perímetro de más de 5 km idóneo para salir a correr pues tiene tanto carriles peatonales, de bici como un camino de suelo blando perfecto para hacer running. Esa isla además alberga una de las más grandes piscinas termales de Budapest,  Palatinus strand, con varias piscinas de diferentes temperaturas e incluso una con toboganes. Y lo que más mola, el precio de entrada 3000HUF en fin de semana (10 euretes).

Otra de las islas donde estuve fue óbudai sziget, donde se celebra el más que famoso festival de música Sziget Féstival, al cual fuimos el sábado pues éste, al contrario que el resto de cosas… es caro de narices: 1 día = 75 euros + gastos de gestión. Eso si, mi primo Alberto me recomendó ir sin miramientos costase lo que costase y cuanta razón. Estuve viendo a Iggy Azalea, Galantis, Macklemore & Ryan Lewis, Crystal Castles y djs varios. Un fiestón. Conocí a un montón de peña nueva y algunos españoles que viven en Budapest super majos por lo que puedo decir que ya estamos oficialmente en proceso de adaptación. Además viví en vivo y en directo lo que es “La búsqueda del tesoro” , con un final apoteósico de 4 botellas encontradas, 3 vozkas y un Jagger que supieron a gloria. Sin palabras…

Y bueno, continuando de fiesta en fiesta hasta que ya este finde hemos dicho basta y nos hemos quedado tranquilamente apoltronados en el sofá enganchados a Westworld en HBO, y tan ricamente oye… que de vez en cuando hay que descansar.

Tras el finde del Sziget, también seguimos decididos a descubrir nuevos lugares antes de que se nos escape el veranito, por lo que nos escapamos a un lago llamado Lupa tó, a una hora de Budapest en tren. Se trata de un lugar super bien montado cuyo dueño es el promotor del Sziget Festival (Si señores, esto ahora mismo es el país de la especulación, algo así como España hace unos años. Pinta que pronto va a estallar la burbuja, como años atrás en España) considerada la playa de Budapest. Una especie de playa artificial con chiringuitos, música por todas partes, comida, bebida por un tubo, hamacas, redes de volleyball, plataformas para el agua, hinchables, waterpolo… De todo!  Nos lo pasamos de miedo. Lo que me encantó del sitio fue que un grupo de húngaros que nos encontramos bañándonos en el lago, nos dijeron: ¿Cómo es posible que un grupo de españoles han encontrado esto y han conseguido llegar aquí?… Pues toma ya, en vuestra jeta xD.

Por último, y no por ello menos importante, hemos abierto el Jamón de Bellota que nos trajimos a Hungría… tremendo, que no se diga que no viajamos bien o que no nos sabemos cuidar :D.

Más allá de todo esto también quedarán las noches frías con el viento azotándonos la cara viendo los fuegos artificiales desde el Liberty Bridge, por el día de la fundación de Hungría (20 de Agosto), y las noches más agradables recorriendo las calles del distrito V sin apenas nadie, disfrutando del segundo parlamento más grande del mundo que es precioso y que cuenta con una iluminación simplemente impresionante. Además lo que nos fascinó fueron los cientos de puntitos que se veían por encima iluminados, que en la foto quizás parezcan estrellas pero lo que realmente son: pájaros. Una estampa que no debería perderse nadie que visite la ciudad.

Pronto más y espero que mejor.

Besitos