2 – A por la segunda semana en Budapest

Primeramente pedir disculpas por estas entradas tan simples sin misterio alguno. Estoy en una fase de reencuentro con el Blog en la que de momento quiero contar la experiencia de Budapest tal cual, para ahorrar en esfuerzo. Prometo que cuando me asiente completamente volveré a escribir fiel a los orígenes.

Por el momento, si por algún motivo pensaba que estar aquí iba a suponer ganar en tiempo, vida, etc… me he dado de bruces completamente. No solo estoy trabajando mucho mas sino que a las 19:00 la peña aquí ya está pensando en cenar, con lo que o te vas de cañas-cena o date por jodido.

Durante estos días hemos liquidado las tardes buscando piso como locos, hemos mirado de arriba a abajo las millones de ofertas y webs y grupos de Facebook que existen para tratar de dar con el mejor piso posible lo más barato que se pueda. Y madre de dios… ha sido como un parto. Todo es tirando a caro, con precios hinchados y que ademas de llevar incluidos Costes del piso + Costes comunes + costes de uso, muchisimos de ellos llevan consigo muebles de su tatarabuela, edificios de apariencia destartalada de hace chorrocientos años sin ser arreglados, o bien no llegan a cumplir nuestras expectativas.

Peeeeeero, bueno, tras todo eso, finalmente creo que podemos decir. Habemus piso!!!. He de decir que para nuestra suerte, pues hay un chico que vino con nosotros que aun está con la odisea, y sin atisbos de acabar bien :S pues lleva aun más tiempo buscando y bastante antes de salir de España.
Hoy tenemos la firma del contrato del piso, lo que abre la veda al nuevo Challenge: Contratar internet en húngaro.

Por lo demás, ya va cogiendo forma la estancia. Ya hemos estado recorriendo más profundamente la ciudad y me está encantando. Llevo ya unos cuantos KM andados por el centro intentando aprenderme donde están las cosas, por donde se llega antes, que tiendas hay en cada sitio, etc… de momento bien pero el idioma es bastante restrictivo  a la hora de saber como se llaman las tiendas y eso, tendremos que conformarnos con: donde estaba la panaderia esa que hay al lado de la calle de la iglesia esa grande que hace esquina con el bareto donde cenamos el viernes. xDDD.

En el centro hay muchísimas fachadas que están pintadas con dibujos y son la caña, nada de graffitis marrulleros que se ven en otras partes. Me encantan!!

Ahh bueno, Hemos encontrado un chino de la leche!!!! Se llama Oiishi y ponen un ramen de chuparse los dedos, eso si, es pequeñito y mejor llevártelo a casa porque sales oliendo a chino chino….

Por resumir un poco de momento.

Puntos a Favor:

  • Hay miles de sitios para comer.
  • Los edificios y su estilo arquitectónico completamente diferente a lo que he vivido.
  • El precio de las cosas es ligeramente más barato pero hay que saber buscarlo.
  • Les encanta la música electrónica y en muchos sitios donde hemos comido o tomado algo, lo tienen de fondo.
  • Hay fiesta todos los días de la semana.
  • Se puede beber en la calle
  • Las calles son perfectas para ir con Skate, completamente lisas!!!

Puntos en contra:

  • La comida es prácticamente toda comida rápida o restaurantes más caros, los restaurantes o bares medios hay que buscarlos pues no son fáciles de encontrar.
  • La fiesta puede ser mala cuando trabajas al día siguiente…
  • El reaggetón y la música latina se ha puesto de moda aquí también, despacito….por todos lados, a todas horas, vayas donde vayas…

 

Por último os dejo algunas fotillos 😀

Besotes